RADIO MISTERIO FM

lunes, 12 de diciembre de 2011

Contacto con un ser de LUZ



Debido a que por esas “casualidades” de la vida han llegado hasta mí varias noticias sobre seres de otras dimensiones, planetas, etc.  Creo que ha llegado la hora de hablar de mi propia experiencia.

Esto que voy a contar me pasó hace unos 20 años, las cuatro experiencias que os  a narraré fueron vividas a través del sueño tres de ellas y otra estaba despierta. Sé que muchos de vosotros pensaréis que solo han sido eso, simples  sueños, pero para mí, como experiencia propia, os puedo asegurar que han sido más que eso.

En mi primera experiencia, todo transcurre en la casa de mi madre, es como si fuera  a haber alguna catástrofe en la ciudad, mi madre y yo estábamos en su dormitorio, yo le decía  que no se preocupara que vendrían a por nosotras, que no nos iba a pasar nada, ella estaba muy asustada y yo intentaba tranquilizarla, me asomo a la ventana y veo en la calle a  tres seres de unos 3 metros de altura y vestidos con túnica blanca caminando en fila y delante de ellos iba otro igualmente vestido, con túnica blanca pero su color de piel era negro, (cosa que me chocó bastante). A continuación uno de ellos, de los que va detrás mira hacia mi ventana, yo le digo a mi madre ya están aquí!!  Ves como iban a venir a buscarnos!  Y acto seguido le veo a atravesar la  ventana y entrar en el dormitorio. Era un  ser muy alto, con cabello hasta los hombros, rubio, pelo liso, frente ancha, ojos azules con el iris muy clarito, casi ni se veía el azul, labios finos, mandíbula cuadrada y como he dicho vestía una túnica blanca y alrededor del cuello llevaba una especie de adorno dorado simulando los rayos del sol. Era un ser hermoso, no me daba miedo su presencia allí, al contrario, era muy reconfortante el poder verlo.  Pero eso no fue lo más intenso de la experiencia, acto seguido tendió su brazo hacia mí, con un gesto como para que le diera la mano y eso hice.  En esos momentos……en esos momentos…… sentí lo que jamás he vuelto a sentir en mi vida, es más no sé cómo explicarlo, me faltan palabras para describir  el conjunto de sensaciones que tuve, AMOR, SEGURIDAD, PAZ, ENTENDIMIENTO, ARMONÍA, ALEGRÍA, ya os digo, me faltan palabras en el diccionario que puedan describir lo que sentí cuando ese ser me dio su mano. Una vez pasa este momento veo que en el cielo hay tres naves y de una de ellas sale un haz de luz que ilumina la habitación y ahí me despierto.

La segunda experiencia es muy corta, pero me reveló algo importante para mí, estaba dentro de una nave, tumbada en una camilla, tranquila, no tenía ningún miedo, y además reconozco el lugar, en ese momento soy consciente de que ya he estado ahí otras muchas veces aunque no lo haya recordado en la vigilia.

La tercera experiencia fue una noche en la que dormía con mi madre.Habían invitados en casa y yo tuve que dormir con ella. Me desperté en mitad de la noche, mejor dicho, me despertó algún ruido.  Oía algo pero no sabía exactamente que era. Ya estaba totalmente despierta y  oía claramente como del pasillo de mi casa venía una voz metalizada que decía Trex o algo parecido, solo decía esa palabra, yo enseguida intenté despertar a mi madre, que estaba a mi lado pero cuando lo intentaba la voz paraba, esto ocurrió en tres ocasiones, yo oía la voz, intentaba avisar  a mi madre para que lo escuchara y la voz paraba. Después de eso, no me preguntéis como, por que la verdad es que no lo entiendo, me quedé dormida. Ni voces, ni miedo, ni nada, nada pudo evitar que me durmiera y a día de hoy no lo entiendo todavía.

Y bueno la última de mis experiencias con este ser de luz fué como no a través del sueño.

Yo estaba en una ciudad que no está en este planeta, o en esta dimensión, lo digo por la clase de edificios que habían, por el ambiente que se respiraba y los colores que allí existían, algo me decía que eso no existía en la Tierra. Entro en un edificio era como un laboratorio y dentro hay una mujer de pelo negro largo y túnica azul que me da una cosa. Lo que me da es un frasco de cristal lleno de gemas y cubiertas con agua. Me lo da, pero no sé para que. Yo simplemente lo cojo y me voy, a continuación aparezco en el exterior de otro edificio y veo que hay colas de gente, hay muchas personas haciendo colas en fila y delante de cada uno de estas filas, hay un ser como el que he descrito antes o muy parecido. Es como si estuvieran pasando consulta uno a uno. Bueno a mi me toca el turno y veo que al que tengo que dirigirme es el ser de mi primera experiencia. Eso me llena de alegría, el poder verlo de nuevo. Me une a él un sentimiento muy fuerte. Él me saluda, me pide que me gire (sin hablar) y pone su mano en mi espalda, justo a la altura de los dos omóplatos, en la columna. Cuando siento su mano y el calor de ésta en mi espalda, aparece en mi mente una imagen de un aparato puesto en ese lugar, era parecido a ver una radiografía de mi columna vertebral. Entonces él me dice, esto está bien, (pero no con la boca) y me mira a la cara, nos abrazamos y me dice que esta va a ser la última vez que nos veamos en mucho tiempo. A mí me entra una tristeza enorme, no me quiero separar de él, pero él me dice que tiene que ser así y me dice que tengo que volver al plano inferior, entonces caigo como de golpe en la cama y me despierto, nada más despertarme lo primero que hice fue levantarme de la cama y asomarme a la ventana por si veía algo, pero lo único que ví fue la noche oscura y alguna estrella lejana. Y eso fue lo último que me pasó relacionado con este ser, de esto hace ya unos 20 años, me encantaría volver a encontrarme con él, pero quién sabe? A lo mejor ya lo he hecho y no soy consciente.