RADIO MISTERIO FM

martes, 14 de agosto de 2012

¿Son dos pirámides los montículos que se ven por Google Earth?




 

 

Las imágenes que proporciona Google Earth.Las imágenes que proporciona Google Earth.
"Sólo hemos desenterrado el 30% del patrimonio del Antiguo Egipto", solía decir el ex ministro de Antigüedades Zahi Hawas. "El resto es un misterio que permanece sepultado bajo las arenas del desierto", señaló a ELMUNDO.es el mediático arqueólogo hace un año. Ahora, la ayuda de Google Earth ha desenterrado a orillas del Nilo el polémico rastro de dos supuestas pirámides.
La estadounidense Angela Micol asegura en su blog haber hallado gracias al satélite unos montículos que podrían corresponder a dos construcciones faraónicas. La primera pirámide, ubicada a 12 kilómetros de la localidad desértica de Abu Sidhum, tendría una anchura de 189 metros, lo que triplicaría las dimensiones de la Gran Pirámide de la meseta de Giza. Según Micol, "el montículo parece poseer un parte superior muy plana y una forma curiosamente triangular y simétrica severamente erosionada por el paso del tiempo".
A unos 144 kilómetros al norte, se levantaría la segunda pirámide. Se trataría de una figura cuadrada con apariencia piramidal de 42 metros de ancho. El mismo emplazamiento albergaría otros tres accidentes con una alineación similar a la que tienen las tres pirámides de la necrópolis de Giza y con un color cercano a los materiales empleados en la construcción de estos fascinantes gigantes.

No se puede confirmar sin una investigación de campo

"Las imágenes hablan por sí solas. Es evidente que estos lugares podrían haber albergado pirámides pero es necesaria una investigación de campo para verificarlo", apunta Micol, que lleva diez años entregada a descubrir tesoros ocultos con la ayuda del satélite.
No es la primera vez que Google Earth desempolva lo desconocido. En mayo de 2011 la egiptóloga estadounidense Sarah Parcak dijo haber hallado 17 nuevas pirámides. Sin embargo, el descubrimiento de Micol ha acaparado los titulares y suscitado rápidamente la controversia y el escepticismo entre los expertos.
El catedrático de Geología arqueológica de la Universidad estadounidense de Toledo, James Harrell, ha tratado de desmontar el mediático hallazgo de Micol. Según este experto en el Antiguo Egipto, sus pirámides son sencillamente "formaciones rocosas naturales" que podrían confundirse con restos arqueológicos a los ojos de un aficionado. O de alguien empeñado en ver pirámides en cualquier lugar.


Fuente: http://www.elmundo.es/elmundo/


Por favor...comenta, gracias.