RADIO MISTERIO FM

viernes, 14 de septiembre de 2012

Miles de evacuados por el Volcán de Fuego


Registró exhalaciones explosivas, lanzó nubes de ceniza a casi 3 kilómetros de altura y expulsó ríos de lava. Unas 33 mil personas abandonaron sus hogares en Guatemala

El director nacional de operaciones de emergencia, Sergio Cabañas, afirmó que se ordenó la evacuación de habitantes de unas 17 aldeas en los alrededores del Volcán del Fuego, ubicado a unos 10 kilómetros al suroeste de la ciudad colonial de Antigua, de unos 45.000 habitantes.

La ceniza era arrastrada hacia el sur-sureste por el viento y las autoridades dijeron que Antigua -centro turístico del país- no estaba en peligro, aunque consideraron posible que la erupción dure al menos otras 12 horas.



Cientos de automóviles, camiones y autobuses, totalmente cubiertos de ceniza gris, se alejaban a toda prisa por una carretera pavimentada de dos carriles que conduce hacia la Ciudad de Guatemala. Decenas de personas viajaban en camiones de carga.

Las nubes de ceniza reducían la visibilidad a menos de tres metros en los cañaverales de alrededor del volcán. Ancianos, mujeres y niños atestaron autobuses escolares antiguos y ambulancias para retirarse de la zona.

Las autoridades instalaron un albergue en una escuela primaria en Santa Lucía, el poblado más cercano al volcán, y para el jueves por noche la gente empezó a llegar, en su mayoría mujeres y niños que traían cobijas consigo y se acomodaron en aulas vacías.


Miriam Carumaco, de 28 años, llegó al refugio junto con 15 integrantes de su familia. "Tronó y se puso obscuro; de ahí empezó a llover ceniza", contó. "Sonaba como una olla de presión que no paraba".

Carumaco dijo que los padres enviaron a los niños a la escuela pese a que el cielo estaba oscuro, pero las clases fueron después canceladas y los profesores los enviaron a casa.

La Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (CONRED) informó que la lava avanzó 600 metros por las cuestas, a las que cubría la ceniza del Volcán de Fuego, cuya cima se ubica a 3.763 metros de altura sobre el nivel del mar.

"Está teniendo lugar una erupción paroxismal, una erupción volcánica grande, con explosiones fuertes y columnas de ceniza fuertes", explicó Gustavo Chicna, del Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología. Señaló que la carbonilla expulsada del volcán y que se ha precipitado alcanza un espesor de 1,2 centímetros en muchos lugares.

El vulcanólogo dijo que gases extremadamente calientes también descendían por las cuestas del volcán, al que envuelve totalmente una nube de ceniza y humo. El organismo de emergencias advirtió que podrían ser afectados los vuelos por la zona.

Estaba vigente una alerta general roja, el nivel más alto, en el sur y al sureste de la montaña, "que ya se encuentra en la casi total oscuridad", agregó Chicna. La ceniza ha caído a una distancia de hasta 80 kilómetros al sur del volcán, indicó.



Para el jueves por la tarde, la nube de ceniza había disminuido a poco más de 1,6 kilómetros de altura, debido en parte a la lluvia, que redujo el riesgo potencial de realizar vuelos, dijo Jorge Girón, un vulcanólogo del Gobierno. Agregó, sin embargo, que la ceniza seguía cayendo con fuerza y aconsejó a los habitantes que se encuentran cerca del volcán pero fuera de las zonas de evacuación que limpien sus sistemas de agua potable antes de usarlos y no salir de sus hogares. Y aclaró que la alerta roja permanecerá activa hasta las 4:00 de la mañana, hora local.

Muchas de las personas que viven cerca del volcán son indígenas kakchikeles, que habitan comunidades relativamente pobres y aisladas. Las autoridades afirman que prevén dificultades para desalojar a todas las personas afectadas en la zona.

En tanto, las autoridades del estado mexicano de Chiapas, fronterizo con Guatemala, dijeron que estaban pendientes de la situación en caso de que los vientos arrastren la ceniza hacia México.



Fuente: http://america.infobae.com/

Por favor...comenta, gracias.