RADIO MISTERIO FM

lunes, 22 de abril de 2013

¿Y si las migrañas tuvieran su origen en los cólicos del lactante?


Un estudio desvela que los niños y adolescentes que sufren dolores de cabeza fueron en su mayoría bebés que en sus primeros meses de vida experimentaron este trastorno.

¿Y si las migrañas tuvieran su origen en los cólicos del lactante?

La teoría de que todo lo que le sucede al bebé es de vital importancia para su desarrollo futuro cobra cada día mayor relevancia. Si esos primeros meses de vida son fundamentales para su lenguaje, crecimiento, carácter, etc., ahora también se demuestra que la salud que tenga está íntimamente relacionada con su más tierna infancia.

Uno de los trastornos más comunes y frecuentes de los adultos son las migrañas, una enfermedad que afecta a un 13% de la población de los países desarrollados y que en muchos casos impide llevar una vida normal (así le sucede a la juez Alaya, que recientemente ha estado unos meses de baja por esta razón).

Pues bien, un estudio realizado por Silvia Romanello, de Debre APHP-Hospital Rober en París y sus colegas, parece haber demostrado la relación existente entre los fuertes dolores de cabeza y los cólicos del lactante, ese trastorno que padecen hasta un 30% de los bebés y que provoca un llanto inconsolable durante al menos tres horas al día, fundamentalmente a última hora de la tarde y que normalmente se soluciona por sí solo hacia los tres-cuatro meses. ¿Por qué sucede? Pese a que numerosos especialistas han intentado determinar la causa de este llanto, su origen sigue siendo un misterio. Los factores que más se barajan son los trastornos digestivos; de hecho, es el único tratamiento que se utiliza.

La investigación, que ha sido publicada en la revista ‘Journal of the American Medical Association (JAMA), incluyó a 208 niños de entre 6 y 18 años que acudieron a los servicios de urgencias de tres hospitales europeos entre abril de 2012 y junio de 2012 y que fueron diagnosticados de migrañas. A todos ellos se les realizó un cuestionario para identificar antecedentes personales y las conclusiones fueron muy llamativas: más del 72% de ellos había sufrido cólicos del lactante. Además, el análisis de subgrupos para los subtipos de dolor confirmó la asociación entre el cólico infantil y la migraña sin aura (73,9% versus 26,5%) o con aura (69,7% frente a 26,5%), una asociación que no se encontró en los niños con dolor de cabeza de tipo tensional. La migraña con aura es aquella que está precedida de determinados síntomas de disfunción cerebral focal transitoria.

"El vínculo entre el cólico infantil y la jaqueca podría estar basado en un mecanismo patogénico común de la migraña sin aura y la migraña con aura. Encontramos que entre sus características, sólo el dolor pulsátil fue más frecuente en los niños con antecedentes de cólicos del lactante que entre los niños con migraña pero sin cólico infantil", resumen los autores. Además, señalan que los niños con cólico infantil pueden experimentar una sensibilización similar de las terminaciones nerviosas perivasculares en el intestino, aunque esta hipótesis debe ser probada.

Este estudio viene a dar un impulso a la tesis que se ha barajado recientemente y que considera que la causa del cólico del lactante no son tantos problemas estomacales, sino fuertes jaquecas. Desde luego, sería muy conveniente seguir investigando sobre esta posible relación, puesto que este trastorno de los bebés es un verdadero dolor de cabeza (y nunca mejor dicho) para sus padres.

FUENTE: http://abc.es/