RADIO MISTERIO FM

miércoles, 15 de mayo de 2013

Salmón para prevenir los efectos negativos de la comida basura en el cerebro


Salmón para prevenir los efectos negativos de la comida basura en el cerebro

Salmón para prevenir los efectos negativos de la comida basura en el cerebro

Los datos de más de 180 investigaciones sugieren que el aceite de pescado podría minimizar los efectos de la comida basura en el cerebro, según ha demostrado una revisión elaborada por investigadores de la Universidad de Liverpool y publicada en la revista «British Journal of Nutrition».

El equipo del Instituto de Envejecimiento y Enfermedad Crónica de la universidad revisó los estudios que se han hecho en todo el mundo para ver si había suficientes datos disponibles para afirmar que los omega 3 ayudaban en la pérdida de peso.

Las investigaciones de los últimos diez años han indicado que las dietas ricas en grasas podrían afectar a la neurogénesis, un proceso que genera nuevas células nerviosas. Pero las dietas ricas en omega 3 podrían prevenir estos efectos negativos al estimular el área del cerebro que controla la alimentación, el aprendizaje y la memoria.

Los datos de 185 estudios revelaban, sin embargo, que los aceites de pescados no tienen un impacto directo en el proceso en estas áreas del cerebro, pero es probable que jueguen un papel importante en detener los azúcares refinados y la capacidad de las grasas para inhibir el control del cerebro sobre la ingesta de comida.

«El peso corporal está influenciado por muchos factores y algunos de los más importantes son los nutrientes que consumimos. Una ingesta excesiva de ciertos macronutrientes, azúcares refinados y grasas saturadas que encontramos en la comida basura, puede llevarnos a engordar, alterar el metabolismo e incluso afectar al procesamiento mental», asegura la doctora Lucy Pickavance, del Instituto de Envejecimiento y Enfermedad Crónica de la Universidad de Liverpool.

«Estos cambios pueden verse en la estructura del cerebro, incluyendo su capacidad para generar nuevas células nerviosas, lo que relaciona potencialmente la obesidad con las enfermedades neurodegenerativas. La investigación, sin embargo, sugiere que los aceites de pescado omega-3 pueden revertir o incluso prevenir estos efectos. Nosotros queríamos investigar la literatura sobre este tema para determinar si hay pruebas de que los omega 3 pueden ayudar a perder peso mediante la estimulación de determinados procesos cerebrales», señala la doctora Pickavance.

El estudio demostró que, en una dieta rica en grasas, las hormonas que son secretadas por los tejidos del cuerpo a la circulación después de comer, y que normalmente protegen las neuronas y estimulan su crecimiento, no pueden alcanzar el cerebro por el aumento de moléculas inflamatorias y un tipo de grasa llamada triglicéridos.

Las moléculas que estimulan el crecimiento del nervio también se reducen, pero parece que, según estudios con animales, los omega 3 restauran la función normal al interferir en la producción de estas moléculas inflamatorias, suprimiendo los triglicéridos y devolviendo los factores de crecimiento nervioso a la normalidad.


«Los aceites de pescado no parecen tener un impacto directo en la pérdida de peso, pero pueden frenar los efectos perjudiciales de algunos de los procesos desencadenados en el cerebro por la ingesta de grasas. Parecen imitar los efectos de las dietas bajas en calorías e incluir más aceite de pescado en nuestras dietas podría ser un paso positivo para aquellos que quieren mejorar su salud en general», añade la doctora Pickavance.

FUENTE: http://www.abc.es/

GRACIAS POR COLABORAR CON EL BLOG Tweets por @ELCAJONDENURIA